VALENCIÀ DE ELIG VALENCIANO DE ELCHE
Introduccion
 
- Valenciano de Elche: Nuestra Lengua Materna.
- Peligro de Desaparición del Valenciano.  
- Consejos para Potenciar el Valenciano.

"Peligro de desaparición del Valenciano de Elche"

 La variante de la lengua valenciana hablada por los ilicitanos a lo largo de su historia, el Valenciano de Elche, se encuentra en estos momentos en un estado de grave precariedad y riesgo de desaparición.
 Son varios los factores que afectan negativamente la pervivencia de la lengua Valenciana a nivel general, entre ellos los más destacados son, la colonización que desde antíguo viene realizando el idioma Castellano, y, más recientemente, la incomprensible sustitución de la lengua Valenciana por la Catalana en el sistema educativo valenciano y medios de comunicación públicos valencianos (televisión, radio).

1) La colonización del idioma Castellano.

 La expansión y colonización del Castellano sobre la lengua Valenciana (lo mismo que sobre el resto de lenguas minoritarias de España), es un hecho histórico, bien conocido, pero no por ello menos perjudicial y presente.
 Hasta no hace mucho Elche era una ciudad, por no decir "pueblo", con un número de habitantes reducido, la mayoría de ellos de familias ilicitanas "de toda la vida", que empleaban el Valenciano como lengua primordial en sus quehaceres habituales y cotidianos.
 Sería a partir de los años 60-70 del siglo XX cuando Elche comenzó a crecer demográficamente a un ritmo vertiginoso producto de la fuerte inmigración de españoles de poblaciones castellanohablantes que acudían a Elche buscando un puesto de trabajo dentro de la industria zapatera que se estaba desarrollando en la localidad ilicitana.
 Como consecuencia de este aumento de población castellanohablante, realizado en un espacio muy breve de tiempo y en cantidades muy elevadas (en comparación al número de habitantes naturales de Elche), se propició el cambio del habito lingüístico tradicional ilicitano. Así, de hablar habitualmente en Valenciano se pasó a hacerlo en Castellano.
 Cabría señalar que a ello contribuyó, y aún sigue haciéndolo en gran medida, la actitud discriminatoria, inconsciente o no, de muchos de estos castellanohablantes hacia el idioma propio de los ilicitanos. La falta de sensibilidad por parte de estos foráneos hacia la lengua Valenciana hablada por los ilicitanos ha quedado muchas veces de manifiesto en expresiones del tipo: "¡ Habla en cristiano !", lo que demuestra el grado de intolerancia que algunas de esas personas han llegado a manifestar hacia la cultura y señas de identidad propias del pueblo ilicitano.
 Poco a poco, todo ese tipo de frases, cargadas de mensajes subliminales despectivos hacia la lengua propia de Elche, han propiciado que muchos ilicitanos de familias tradicionalmente valencianohablantes hayan desarrollado una muy baja autoestima por sus raíces y por la lengua Valenciana de sus padres y antepasados, llegando muchos ilicitanos a considerar al Valenciano como una lengua "de paletos" o de inferior categoria a la Castellana, e incluso a sentir vergüenza de hablar en su lengua materna Valenciana.

2) La sustitución del idioma Valenciano por el Catalán.

 Buena parte de los problemas anteriormente presentados han sido conscuencia de la falta, a lo largo de mucho tiempo, de un marco político que favoreciese el uso, protección y promoción de la lengua Valenciana.
 El anterior régimen político no reconocía oficialmente otra lengua más que la Castellana, por lo que el proceso educativo, cultural y administrativo siempre se realizaba forzosamente en Castellano. Esto ha dado lugar a una concepción "monolingüista" del estado español por parte de los castellanohablantes centralistas, los cuales siempre se han caracterizado por no tener muchas ganas de reconocer y aceptar otra cosa que no sea una España en la que se hable única y exclusivamente en Castellano.
 Con la llegada del nuevo régimen democrático la lengua Valenciana pasó a ser reconocida como lengua oficial de la Comunidad Autónoma Valenciana (junto al Castellano), y, en teoría, vino a ponerse en marcha el proceso de recuperación del idioma Valenciano en nuestras tierras. Sin embargo, decisiones institucionales y políticas del todo inadecuadas, fruto de las conveniencias personales o "de partido" de unos políticos rendidos a los intereses del nacionalismo catalanista (o vendidos/comprados por éste), han dado lugar a que en lugar de enseñarse lengua Valenciana en los colegios, institutos o universidades, lo que allí se les esté metiendo en la cabeza (con calzador) a los niños valencianos es un artificioso Catalán "avalencianado" que no se corresponde con la correcta lengua Valenciana hablada de manera amplia y generalizada en la Comunidad Autónoma Valenciana. Los catalanistas esconden y eliminan muchísimas formas lingüísticas propias del idioma Valenciano (por ser diferentes a las de la lengua Catalana), mientras hacen estudiar a los niños valencianos unas formas lingüísticas catalanas totalmente extrañas a la lengua Valenciana que de forma natural los niños han aprendido de sus padres y entorno social. Debido al sin sentido de enseñar Catalán en lugar de Valenciano, los niños valencianohablantes tiene muchísimos más problemas para aprobar la asignatura de "Valenciano" que aquellos otros que solamente son castellanohablantes. Por si en todo eso no fuera suficiente, además, la mayoría de maestros y profesores que dan "Valenciano" son catalanistas politizados que se dedican a adoctrinar a los niños con pamplinas tales como que la lengua Valenciana es un dialecto de la Catalana, que catalanes y valencianos hablan todos "catalán", que tienen todos la misma cultura "catalana" y que forman parte de la "nación catalana" y de los "paises catalanes" (proyecto ficticio inventado recientemente por el nacionalismo catalán). Muchos niños valencianos por culpa de la presión y maltrato psicológico de estos maestros catalanistas y catalanizantes, que quieren hacerlos tragar con la mentira de que la lengua Valenciana es un simple dialecto de la Catalana, desarrollan un fuerte sentimiento de auto-odio hacia ellos mismos, su cultura y su lengua Valenciana, lo que da lugar en muchos casos a que dejen de hablar en Valenciano para hacerlo exclusivamente en Castellano.

CONCLUSION

 Mientras que la enseñanza del Castellano genera bilingüísmo en los valencianohablantes, el adoctrinamiento de la lengua Catalana que se practica en el sistema educativo valenciano (y medios de comunicación públicos) lo que provoca es la confusión lingüística y el auto-odio de los valencianohablantes hacia su lengua materna Valenciana, (maestros y profesores catalanistas difunden la mentira de que el idioma Valenciano es un dialecto del Catalán), de manera que el Catalán que se enseña en las escuelas valencianas no sirve en absoluto para fomentar entre los valencianos el uso, el prestigio y la autoestima hacia su lengua propia Valenciana.
 
 Teniendo en cuenta el grave peligro de desaparición que acosa a la lengua Valenciana, es preciso tomar consciencia de que hablar en Valenciano siempre que sea posible y transmitir oralmente esta lengua a las generaciones más jóvenes (para que, igualmente, la continuen hablando y transmitan a sus hijos), son puntos fundamentales si deseamos que la particular habla ilicitana no acabe convirtiéndose en una reliquia de la historia. Por ello, también es preciso que nos sintamos orgullosos de la particular lengua Valenciana de Elche y no dejarnos influir, ni por aquellos que pretenden imponernos un Castellano arrogante y excluyente, ni por los que abogando una falsa "pureza" lingüística prentenden introducirnos una forastera lengua Catalana extraña a la tradición y a la historia lingüística ilicitana.
 
 
 

PEGATINAS

 


2004 © Valencià d'Elig


 

Consejos para Potenciar el Valenciano Valenciano de Elche: Nuestra Lengua Materna http://perso.wanadoo.es/valenciadelig/index.htm